22.7.08

Aracnofobia


¿Quién no padece fobias? En algún momento de nuestra infancia algo detonó nuestro miedo a objetos, insectos, animales o personas. La única fobia que recuerdo intensamente es la de las arañas. No puedo decir que a mis casi 32 años he podido superar mi fobia. Afirmaría que la he podido controlar, hasta allí.

De niño, adolescente y todavía hace un par de años tenía verdaderas pesadillas que involucraban a estos arácnidos. En una ocasión, tenía ocho años, me levanté alterado porque mi recámara estaba invadida de arañas "patonas". De adolescente y ya adulto despertaba ansioso y desesperado porque juraba que mi cama estaba infestada de arañas. El trauma era tan intenso que verdaderamente las alucinaba: podía ver cada una de ellas caminar sobre mi almohada y mis sábanas. Ya casado hasta desperté a mi esposa para cerciorarme que no había ninguna en la cama (por cierto, ella también es aracnofóbica). Lo curioso es que a pesar de mi miedo, de pequeño me encantaba hojear los libros de Time-Life y, concretamente, el de insectos. Me detenía por varios minutos a leer y observar todo sobre los arácnidos.

Así transcurrieron varios años de mi vida hasta que un día hice conciencia de la fobia. Al buscar la causa de la misma y no encontrar una explicación racional, decidí que debía erradicarla o, al menos, controlarla. Hoy puedo verlas y no sentir pánico inmediatamente. Puedo racinoalizar mi miedo y controlar los impulsos que éste me genera. Puedo matar una araña sin sentir que se me han subido miles y corren por mi cuerpo. De hecho, puedo no matar una araña que haya visto en la casa y no tener sueños como los anteriores o quedarme preocupado por "¿dónde estará la araña?"

La naturaleza humana realmente es particular. Las fobias las inventamos nosotros, en nuestra mente, a priori.

1 comentario:

Comandante von Diviesoff dijo...

El miedo a las arañas es instintivo, pobrecillas con lo útiles que son comiendose mosquitos y otros bichejos.