14.11.07

Albrecht Dürer

Alberto Durero es uno de mis artistas consentidos. En la preparatoria realicé un trabajo sobre su obra y a partir de ese momento me identifiqué mucho con su trabajo. Este alemán del siglo XV (1471-1528) es uno de los mejores grabadistas que han existido. Los grabados que a continuación verán me darán la razón. Aunque esta técnica es por la que probablemente es más conocido, Durero también utilizó la acuarela y el óleo, sin que estas otras técnicas fueran de inferior calidad. Los invito a sumergirse en la obra de este señor, cuyo impacto no es baladí. Si pueden vale la pena que busquen sus grabados sobre el Apocalipsis, son extraordinarios. Hace algunos años en una Feria de Libro encontré El Apocalipsis con los grabados de Durero. Una verdadera delicia.
Adán y Eva (1507: Museo del Prado)

Cuatro mujeres desundas (1497)

El caballero, la muerte y el demonio (1513)

La anunciación (La vida de la virgen, 8) (1505)

La crucifixión (¿?)

La resurrección (¿?)

La última cena (¿?)

Los cuatro jinetes del Apocalipsis (1498: Louvre, Fondo Rothschild; Londres)

Melancolía I (1514: Museo de Unterlinden)

El rinoceronte (1515: Museo Británico)

San Eustaquio (¿?)

San Jerónimo en su estudio (1514: Museo Británico)

Estudio de manos (1508)

Autorretrato a los 28 o Autorretrato "cristológico" (1500: Munich, Alte Pinakothek)

Ala de un Roller (1512: Viena, Austria)

3 comentarios:

fotómetro dijo...

Esas manos son extraordinarias...
Ojalá en los museos siempre nos pusieran buena música para apreciar el arte plástico...
Por lo último: el autorretrato cristológico está sumamente interesante. Supongo que si alguien hiciera eso hoy, algún sector de la población cristiana se indignaría...

Mallén dijo...

La gracia de Durero es que en su época no existían herramientas tecnológicas para conseguir esa precisión... es puro telento. Una versión contemporánea, aunque con tecnología en entredicho, es el chileno Claudio Bravo. Bastante bueno, te contaré. A ver si buscas algo.
Saludos!

Lluvia dijo...

Primero agradecerte que me hayas presentado a tal artista...No lo conocía...Y ya sabes que me apasiona el arte.
Me encanta perderme por las ferias de libros, me pasaría horas y horas. Ahora ya tengo otro nombre apuntado en mis preferencias gracias a ti.
Un abrazo desde el Mediterraneo.