27.2.09

Lectura infantil

Como algunos podrán notar, queridos lectores, tras semanas de ausencia regresó el siempre contreras de Isolino. En algunos de las entradas ya pueden leer sus ácidos comentarios; sin embargo, este blog está hecho a prueba de todo. Uno de los comentarios publicados me hizo reflexionar sobre mis lecturas en la infancia.

¿A qué edad comencé a leer por cuenta propia? Que yo recuerde, alrededor de los cuatro años. A esa edad leía los libros de la colección de Disney que mis padres me habían comprado. Dentro de esa colección mi título favorito fue: Aprendiz de mago. También recuerdo haber estado leyendo en casa de mi bisabuela su tomo de los cuentos completos de los hermanos Grimm. Prefería los cuentos donde aparecían los lobos (es curioso, hoy mi hijo también prefiere historias donde aparezcan lobos). Posteriormente desconozco lo que sucedió. Mejor dicho, recuerdo más haber sido un deportista a ultranza: veo fotos mías vestido como Björn Borg, de jugador de futbol americano (con casco y todo), enfundado en mi uniforme de soccer, con mi balón de basquetbol y, finalmente, lo que de niño quería ser, de beisbolista.

Y entonces vuelvo a ver un libro en mi infancia --alrededor de los diez años--. Recuerdo, casi vuelvo a sentir, la emoción cuando entraba a una librería y encontraba el nuevo tomo de la colección "Elige tu propia aventura". Devoraba los títulos, leía cada libro buscando todos los finales posibles. Quiero aclarar que en mi intermedio deportista leía los libros de Time Life que alguna vez ya mencioné en este blog: mis favoritos eran el de los insectos, el universo, los animales y la historia.

Y luego, llegó la adolescencia. Me hubiera gustado leer más, aunque no me quejo de no haberlo hecho. Y aquí es donde la mordaz lengua isolinesca escupirá fuego sobre mi texto.

5 comentarios:

isolino dijo...

Mastografías

¿Neta? ¿Cuatro años? Órale, qué interesante

saulaxo dijo...

yo no leia los de escoge tu propia aventura... los estudiaba. Hacia hasta mis mapas de las páginas y sabia que decisiones llevaban a cada final. POr supuesto que el que mas me gusto fue el de viajeron en el tiempo, que tenia 40 finales distintos. Despues comence con los de historia que se parecian pero de esos no me acuerdo ni del titulo

Roberto dijo...

Sí, entre los cuatro y los cinco años aprendí a leer. Cuando entré a primaria, recién cumplidos los seis, ya sabía hacerlo perfectamente.

Me convertí en lector asiduo como a los 16-17 años cuando leí Sidharta y luego Demian de Hesse.

isolino dijo...

Mastografías II

¡Órale! ¡Qué impresionante! Y luego un chingo de gente a esa edad nomás leía Perrault y esas tonterías.

Anónimo dijo...

http://medassist.org/media/buypropecia/#27158 cost of propecia in uk - much does propecia cost prescription