12.2.09

Hold your horses o una revisión del Fedro de Platón

Una expresión popular en inglés para decirle a alguien que se vaya con calma, despacio, no se apresure es Hold your horses. El otro día mientras impartía mi clase de Antropología caí en la cuenta de cuál puede ser el origen de la misma.

Entre los griegos y los pueblos guerreros de la antigüedad podemos observar sus carros bélicos: algo muy parecido a las carrozas medievales, una cabina descubierta donde va sentado --o de pie-- el auriga controlando a los caballos que jalan todo el carruaje. Generalmente eran dos equinos.

En su diálogo Fedro, Platón expone el Mito del Carro alado. En él trata de explicar cómo sucede la encarnación del alma. El filósofo griego afirma que el alma es como un carruaje tirado por dos caballos. El auriga es la razón, uno de los caballos es blanco y representa la voluntad; el otro es negro, las pasiones. La razón habrá de dominar las pasiones ayudándose de la voluntad, es decir, el auriga se encargará de jalar las riendas de los caballos para que estos le obedezcan. Como el caballo negro, las pasiones, tiende a ser rebelde, el auriga busca ayuda en el blanco, la voluntad, por dócil. Al lograr que el caballo blanco camine en la dirección indicada, al negro no le quedará opción sino obedecer. Cuando no se actúa así, el alma pierde sus alas y se encarna.

Hold your horses es una expresión acertada para recordarnos lo importante del uso de la razón sobre nosotros mismos. Como seres racionales que somos, debemos actuar de acuerdo con nuestra naturaleza. La libertad es parte de ella, pero sólo lo será tal en la medida que nuestra razón esté de por medio. Una libertad irracional es una libertad animal, que en el fondo, es una negación de la propia libertad. Por ejemplo, cuando decimos que nos vamos de fiesta y nos vamos a emborrachar estamos haciendo, efectivamente, uso de nuestra libertad. Sin embargo, en el mismo instante de la decisión estamos cediendo aquello que los posmodernos más decimos querer: nuestra libertad. Porque al momento de estar alcoholizado dejo de tener dominio sobre mí, dependo de otros para llegar --no se diga a la propia casa-- al excusado para vomitar. Incluso llegamos a perder la consciencia. ¿Dónde quedó nuestra libertad en tal situación? No hubo, pues al instante que decidí que bebería con la única intención de emborracharme, le cedí todo el control de mi ser a mi cuerpo.

En la sociedad posmoderna que habitamos el culto al cuerpo y esta libertad malentendida es determinante. Pero cederle el poder al caballo negro no será sino hacer lo contrario que realmente quiero hacer, que es ser libre. El caballo negro irá a saciar su sed, aunque en realidad lo que quiera yo es saciar la propia, y lo hará porque no supe comandarlo para que hiciera lo que yo realmente quiero.

Ser libre es autodeterminarse, es llegar a ser quien uno tiene que ser: animal racional. Ser libre es equilibrar esos tres elementos: razón, voluntad y pasiones. Ser sólo racional es propio de dioses; ser sólo pasiones es la naturaleza de los animales. El hombre, sin embargo, gracias a la voluntad puede establecer un equilibrio entre ambos. Pero para utilizar esta voluntad es necesario primero convertirnos en aurigas capaces de controlar nuestra propia vida. Mind over body, always.

8 comentarios:

saulaxo dijo...

Y de donde viene la expresion "calmantes montes?"

saulaxo dijo...

Chunga, la expresion gringa que se acerca mas a lo que quieres decir es "pull together" y no "hold your horses", segun yo.

Roberto dijo...

Deja averiguo, pero seguro tiene un origen interesante e, incluso, sospecho que relacionado con el sexo.

Creo que ambas aplican. Aunque "pull together" se utiliza sobretodo cuando alguien está pasando por una crisis emocional y se le dice, "aguántese" o "contrólate". Qué interesante salió esta entrada sin querer queriendo.

Andrea dijo...

Todo sería más sencillo si esa forma de buscar la libertad y controlar las pasiones fuera enseñada desde antes; aminorando un poco el efecto pubertad/adolescencia que nubla cualquier tipo de acto racional.
Leí un artículo en el excelsior en el que se hablaba del concepto de felicidad de la mujer a través de las pelis de Disney. Me incluyo en la generación de chicas que crecieron con los mensajes de los cuentos de hadas, en el que la única expectativa de la mujer eran el amor y casarse.
La autora Mallet Flores trata un estudio en su tesis sobre la evolución en las aspiraciones de las mujeres a través de estas películas y cómo con ellas, evoluciona tambn el concepto de felicidad.
Como ya me diste cuerda, profundizaré más sobre este tema en un post.
:)

Roberto dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Andrew. Habría que enseñar a educarse a sí mismos desde la primaria. Yo insisto en que desde 1o de primaria los alumnos deben llevar lógica y ética como llevan matemáticas y español. El problema es que pienso muy pocos profesores estarían a la altura del reto.

Me encanta la idea de que hagas una entrada sobre esto. A debatir.

Rodricus dijo...

Amigo Chungue, creo que efectivamente el hold your horses tiene un origen platónico. Eso para los que dicen que la filosofía no sirve para nada, y que Platón era un... oh, lo siento, me dejé llevar.

"Pull together" creo que no existe como phrasal verb tal cual. "Get a grip" sería más indicado, pero no señala esta pausa, este autodominio auriga.

Ahora mismo leo a un autor Deida, muy interesante, quien reflexiona acerca de las pasiones y su "control" o "dominio" y dice que controlar las pasiones (como el deseo sexual hacia una mujera ajena) no es reprimirlo ni ocultarlo, sino dejar que los deseos superiores conduzcan los deseos inferiores.

MOI dijo...

Muy buenas reflexiones, no conocía esta alegoria de platon, pero me parece muy lucida. Necesitamos equilibrio, nivelar y equilibrar todo en nuestra vida, convertirnos, como tu dices, en "animales racionales". Tenemos esa capacidad, y esta en nuestra naturaleza llegar a ella.

Roberto dijo...

Rodricus: Me parece muy interesante eso y lo celebro: yo diría, ser dominado por una pasión más sublime.

MOI: Gusto en conocerte y que te haya agradado el blog. Espero verte seguido por acá.