9.4.07

Maquillaje rima con camuflaje

Como bien pudieron haberlo notado ya algunos de mis lectores -sobre todo aquellos versados en filosofía o con una prodigiosa memoria preparatoriana- tengo a Platón en gran estima. Sus diálogos me parecen fascinantes. Es posible encontrar en cada uno de ellos mucha sabiduría, sobre todo, si tomamos en cuenta que las conclusiones de los mismos han de ser propias. Este detalle resulta molesto para algunos pero profundamente enriquecedor para otros. Pienso que al Platón hacer eso está siendo congruente con su teoría. La verdad, comenta en el libro VII de la República no ha de ser contemplada en directo, sino como lo hacemos con el sol, primero debemos entrenar a nuestro ojo a verlo por medio de los reflejos en un lago, un río, el agua. De lo contrario, como una Medusa, la verdad nos petrificaría. Esta afirmación también me recuerda a Gorgias quien afirmaba que "Nada existe. Si existe, el ser humano no lo podría conocer. Si lo pudiera conocer, sería incomunicable". Ergo, nadie te puede revelar una verdad; es menester que individualmente la concluyamos a partir de los reflejos que vayamos encontrando en la vida.

Conforme me fui acercando más y más al pensamiento de Platón me fui dando cuenta que compartía con él gran parte de sus sistema. En particular hay una parte con la que comulgo absolutamente. El Mundo Inteligible versus el Mundo Sensible; las Formas versus las Copias. Sin saberlo, desde pequeño prefería lo original sobre lo que parecía original. De adolescente mantuve esa postura y la sigo defendiendo.

Me gusta apreciar las cosas y todo lo que me rodea en su forma más natural. Creo que hasta cierto punto soy un naturalista, pero aún no lo sé del todo. Mi concepción de belleza apunta hacia contemplar la belleza natural sin distraerme en accidentes superficiales que puedan llegara a presentarse. Pienso que una mujer es bella en sí misma. Considero que factores externos tales como los tintes para cabello, el maquillaje, las uñas postizas son meros distractores -ni qué decir de toda la cirugía estética que rodea al mundo hoy- que impiden apreciar la belleza de cualquier mujer al natural.

Todos estos artilugios son simplemente un camuflaje que utilizan, pero que no necesitan. Mi postura es que prefiero que me guste una mujer por su belleza natural a que lo haga por un rubor, un color de billet, un delineador o un tono de cabello que no le pertenece. Indudablemente la belleza interna se mantiene, pero me parece que debe existir un equilibrio entre ambas. El maquillaje no debe sobreponer la belleza natural al grado de hacer de una persona otra (salvo que se trate de una obra de teatro o una película donde el personaje que se interpreta lo requiera así).

Pero tal vez haya por estos lares alguna dama que me explique mejor el por qué de la necesidad de untarse algo para aparentar belleza y atracción. Sé de algunas aves que utilizan su vistoso plumaje para atraer a su pareja. Sin embargo, el plumaje forma parte de su naturaleza. ¿Por qué entonces el ser humano busca en el exterior para atraer a alguiern a su interior?

7 comentarios:

--Staurofila-- dijo...

Hola, gracias por visitarme. Fui de misiones a Tlalpujahua, que está en la sierra de Michoacán. Y no subo fotos a mi blog para mantenerlo impersonal, aunque imprimiéndole mi estilo.

Rodricus dijo...

Dos comentarios:
Maquillaje rima también con malevaje.

Y ese comentario de atraerlas hacia su interior fue demasiado descarado, Roberto.

Roberto dijo...

Qué bueno que ya estás de vuelta, Staurofila. Interesante lo de mantenerlo impersonal.

Jeje, Rodricus, esa no fue mi intención, jeje.

Anónimo dijo...

.

Liz dijo...

Hola!
Supongo que porque la mayor parte del mundo lo hace! Y qué? Es divertido! jaja.. ya que no tenemos plumas de colores... porqué no inventarles colores a nuestras caras?? si yo pudiera me pintaría hasta los pies! es más, un día lo voy a hacer jaja...

Por cierto, lo de ladrarle al rottweiler tal vez fue igual de inútil que el maquillaje pero también fue divertido :D

Roberto dijo...

Sí, supongo que para ustedes debe ser divertido.

Algo que sí me gusta mucho es el bodypainting. Espero poder asistir a la exhibición que ahorita hay en el DF.

Goldenlink dijo...

yo opino igual que tu primo, el maquillaje no me gusta, pero esque enserio no me gusta, no es mero cliche, esque "NO ME GUSTA" ademas en la intimidad desnuda, bajo la luz de la luna, no hay maquillaje ni prenda que cubra un corazón sincero; un corazon sincero y un cuerpo libre de prejuicios, la desnudes no es pintura, es arte es cierto, pero es poesia no pintura.