30.9.08

Puntualidad y relativismo

El tiempo es relativo. La sentencia einsteniana pesa sobre todos. Yo mismo lo he afirmado toda mi vida, el tiempo no solo es relativo, tal vez ni existe. Sin embargo, en este mundo hemos creado este concepto: el tiempo. Junto con su creación está su medición (también inventada por los hombres). Un minuto es tan relativo como el valor de un peso; sin embargo, existen ambos y tienen su función en el mundo. El primero nos permite coordinarnos mejor y el segundo organizarnos --no sé si mejor--.

Soy amante de la puntualidad. Me molesta llegar tarde a una cita --la que sea--, me parece un acto descortés. Finalmente, nos guste o no, inventamos los segundos, minutos, horas, días, semanas, meses... y no podemos evitarlo. Si alguien te cita a las 10 de la mañana para una cita de trabajo, tiene que estar uno a las 10 de la mañana --o cinco minutos antes--. Puede argumentarse relatividad al respecto. Sin embargo, la medición del tiempo, como el vocabulario, es una invención del hombre. Creo que ser puntual no le hace daño a nadie, ni limita su creatividad (¿a qué vino esto último? Seguro en su momento saldrá).

9 comentarios:

isolino dijo...

1. La cortesía también es relativa. Lo que para unos puede ser un gesto de la más alta educación, para otros no. De hecho, la cortesía sólo existe en función de la relación con otra persona.

2. Los burócratas mueven el tiempo a su conveniencia

3. Como toda actividad enmarcada por la rigidez, la puntualidad absurda (llegar a una hora determinda sólo por llegar a esa hora) atenta contra la creatividad, o puede que no, cierto?

4. el rating del blog, querido chunga, va en picada. Saúl y yo, a veces el Quics, pero nada más. Debes hacer algo, recomienda películas chafas, ofrece vales por abrazos y besitos, haz una trivia o una quermés. Haz algo, que nuestro blog se muere.

Enrique G de la G dijo...

¿Escuchaste ya las reflexiones de Zagal sobre el tiempo en "Letras Libres"? Apenas las encontré esta mañana y las bajé: creo que las escucharé mañana que viaje en metro.

Roberto dijo...

Isolino: cada vez me percato con mayor énfasis lo sofista que eres. La puntualidad es la primer norma para una sociedad ordenada. México es una nación que en defensa de esa "creatividad" hace cada vez más caótica su existencia. Sencillamente no hay orden...pero eso sí, harta creatividad.

Por otro lado, agradezco que te preocupes por este espacio. ¿Sabes, curiosamente ayer que revisé el registro de entradas me di cuenta que tuve el número más alto desde que inicié con esto? De todos modos, se aprecia el cariño.

Kics: no lo he escuchado. Ahora lo bajo a ver qué tal.

Saludos.

isolino dijo...

Te equivocas, Chunguita. La punutalidad es un acuerdo entre partes y en ese sentido es relativo. La rigidez impide entender eso.
Llámame sofista, está bien.
Concedo, la puntualidad es la base del orden, pero insisto: la puntualidad es para algo, no vale por sí sola.

No me quedó claro cuándo tuviste el número más alto de entradas. Tal vez no me quedó claro porque no lo dices.

Insisto de nuevo, tenemos que impedir que nuestro blog muera. Rifa un tour por las pulquerías de Xochimilco

isolino dijo...

Te equivocas, Chunguita. La punutalidad es un acuerdo entre partes y en ese sentido es relativo. La rigidez impide entender eso.
Llámame sofista, está bien.
Concedo, la puntualidad es la base del orden, pero insisto: la puntualidad es para algo, no vale por sí sola.

No me quedó claro cuándo tuviste el número más alto de entradas. Tal vez no me quedó claro porque no lo dices.

Insisto de nuevo, tenemos que impedir que nuestro blog muera. Rifa un tour por las pulquerías de Xochimilco

saulaxo dijo...

Pasamos de "También he trabajado en lugares donde la puntualidad en la hora de llegada no determina tu capacidad intelectual ni tu compromiso laboral."(8.4.08) a "legar tarde a una cita --la que sea--, me parece un acto descortés". y "Creo que ser puntual no le hace daño a nadie, ni limita su creatividad"
Esto tiene que ver con el relativismo del que hablas?

isolino dijo...

claro!

Roberto dijo...

Jajajajaja, en parte, sí.

Me explico. La primera frase que citas, Saúl, iba dirigida a los checadores y a centrar toda la atención de tu desempeño en eso, llegar antes de lo que marca el reloj, lo que me parece --sigue pareciendo-- deplorable. Sin embargo, ser informal, es decir, no llegar a tiempo a una cita sólo porque sí, también me parece deplorable. En este discurso, puede haber visos relativistas, pero no es así.

isolino dijo...

De ahí el relativismo, querido Chunguita.