3.6.07

Ma'at, Yoda y el Ave Fénix - Nuevas aproximaciones a la idea de la muerte


Ma'at

En el antiguo Egitpo existía la creencia de que al morir uno debía pasar por un proceso riguroso antes de ingresar a ese tan deseado reino, el de los muertos. Todo comenzaba con lo que ellos mismos llamaban la "Pesada del Corazón" y que los griegos tradujeron como Psicostasia. En este momento, el difunto llegaba al Juicio del Corazón donde su Corazón sería pesada para determinar el grado de justicia que tuvo mientras vivía. Éste se colocaba en una balanza y su peso debía ser el equivalente al de una pluma de ave. Si su Corazón pesaba más que eso, entonces era devorado por Ammit, La Comedora. De esta forma le era impedida la Vida Eterna y su existencia sucumbía en ese instante, adquiriendo, de esta forma, una segunda muerte. Si, por el contrario, su corazón era tan ligero como la pluma, Ma'at, diosa de la justicia y encarnación de la verdad, le permitía el ingreso al Reino de Osiris. La vida, para los egipcios, era una dedicación para vivir en la muerte, lo cual es una contradicción apasionante.Yoda y Anakin

En Episodio III: La venganza de los Sith hay un diálogo entre el Maestro Yoda y el Caballero Jedi, Anakin Skywalker sobre el tema de la muerte. A continuación se lee:

YODA
Premonitions . . . premonitions . . . Hmmmm . . .
these visions you have . . .
ANAKIN
They are of pain, suffering, death . . .
YODA
Yourself you speak of, or someone you know?
ANAKIN
Someone . . .
YODA
. . . close to you?
ANAKIN
Yes.
YODA
Careful you must be when sensing the future, Anakin. The
fear of loss is a path to the dark side.
ANAKIN
I won’t let my visions come true, Master Yoda.
YODA
Rejoice for those around you who transform into the Force.
Mourn them, do not. Miss them, do not. Attachment leads to
jealousy. The shadow of greed, that is.
ANAKIN
What must I do, Master?
YODA
Train yourself to let go of everything you
fear to lose.


Al margen de lo que es posible extraer de aquí es una gran lección sobre el desprendimiento material que los seres humanos debemos aprender en vida pero, ¿es posible adquirir este grado de desprendimiento?

El Ave Fénix

Esta es un ave que ha sido cobijada por varias culturas dada la fuerza de su simbolismo. Se menciona que era del tamaño de un águila, de plumaje rojo anaranjado con algo de amarillo (incandescente) y muy fuerte con su pico y sus garras. Para los egipcios representaba la inmortalidad, en el reino medio (léase oriente medio) era asociada con Venus y se pensaba que era la guía del sol. Los cristianos la adoptaron como símbolo de la resurrección. Se cuenta que cuando Adán y Eva fueron desterrados del paraíso hubo un único animal que no comió de la manzana prohibida y fue precisamente el Ave Fénix. Al momento de ser expulsados por el ángel, su espada arrojó una chispa que incendió el nido del Fénix. Sin embargo, por haber sido fiel se le concedieron algunos dones, uno de los cuales es la capacidad para resurgir de sus propias cenizas. Así, cuando le llegaba la hora de morir, el ave depositaba un huevo en su nido, el cual después de tres días ardía quemando todo, pero de lo cual surgía un nuevo Fénix. Al parecer, cada 500 años se vivía este espectáculo. Sin duda es una de las figuras más utilizadas para representar no sólo el triunfo sobre la muerte, sino sobre muchas otras cosas. Los mitos son tan necesarios para la verdad como la verdad para elaborar nuevos mitos. La pregunta sigue siendo, ¿qué es la muerte?

7 comentarios:

Melusina dijo...

Es un paso más que se debe dar tarde o temprano y al cual no se le debe temer.... Muy buenas aproximaciones.... un beso .. chaus

La interrogación dijo...

Es el acabóse, sin más.

Saul dijo...

En donde termina el desprendimiento y comienza la indiferencia?

Roberto dijo...

Melu: Me parece que eso es lo que se entiende por muerte, pero realmente ¿qué es la muerte? ¿Cuál es su esencia, independientemente de los seres humanos?

Interrogación: Seguro que dada tu naturaleza inquisitiva puedes arrojar una respuesta que profundice en el acabose.

Saúl: Yo creo que la distinción radica en que en el desprendimiento esa otra persona no deja de representar un ser querido, pero que el grado de consciencia adquirido es tal que es posible, a pesar de amarlo, comprender lo que está sucediendo. En la indiferencia ese otro es irrelevante y no significa nada. No es necesaria la consciencia para superar este dolor, porque ni siquiera existe. Espero haberte logrado responder.

Imagíname dijo...

La muertes es el fín de tu película, muy buen post, nos seguimos leyendo y gracias por agregarme en los links, ya te agregue también en mi blogger. Saludos!

Roberto dijo...

¿El fin de mi película? ¿En qué momento? ¿Cuándo mis órganos vitales se apagan? ¿Eso es la muerte?

--Staurofila-- dijo...

La muerte es:

Tirar la toalla, colgar los tennis, estirar la pata, pasar a mejor vida, criar malvas, dormir con los Tribbles, la fanadora, la amda inmóvil, chupar Faros, doblar el petate, enfriarse, entregar la piel, pelar gallo, petatearse, ser chupado por la bruja, torcerse, ser llevado por la tiznada, torcer el pezcueso, doblar el gañote... en fin...