22.8.08

Del oído a la imagen

Es normal que al salir de trabajar y subirme al coche para dirigirme hacia mi casa encienda el radio y escuche Reactor. El programa de 7 a 9 de la noche es conducido por Ileana Rodríguez, "La Reclu" y el "Sopitas". Como a la mayoría de las personas, me gusta imaginarme a las personas que están detrás de los micrófonos. ¿Serán delgadas, morenas, robustas, afiladas, chovis, guapas, feas, nerds...? Total que la voz de La Reclu, junto con sus expresiones, risas, cadencia y personalidad auditiva me recordaba siempre a una amiga mía. "Cómo se parece a Bere", pensaba. Ayer decidí salir de la duda y googlé a La Reclu. Me sorprendí al ver que, efectivamente, existía un parecido entre la locutora y mi amiga. ¿Será que hay algo en el timbre de voz junto con todas esas características sonoras previamente descritas que están determinadas por cierto tipo de físico? ¿Es posible reproducir las mismas imágenes mentales a partir de cierto tipo de sonidos?

Reclu y Bere

7 comentarios:

isolino dijo...

Chunguita del alma, tú entrada me ha puesto muy muy triste por dos razones.
Primera, me parece insólito que a pesar de ser un filósofo serio (no como yo, que más bien soy un borrachín estándard), que incluso ya imparte algunas clases en la Universidad, suscribas "imagen" al ámbito visual. Como sabes, además de las visuales existen imágenes sonoras, aromáticas, táctiles y gustativas. Eso, primero.
Segunda, me parece de muy mal gusto que supongas que dos mujeres se parezcan por el sólo hecho de que vistan una playera blanca y usen lentes oscuroes que cubran la mitad de su cara. En efecto, en las fotos, tu amiga y Reclu visten casi igual, llevan unas gafas enormes y hasta tienen las manos en la misma posición, pero no se parecen. Para que lo compruebes te enviaré por correo dos fotos de Reclu y ya me dirás tú si se parece a tu amiga.
Si no te pones a postear algo más interesante el rating de tu blog segirá presipitándose (¡mira los mentarios de las entras recientes! ¡si tu blog fuera telenovela ya la habrían sacado del aire!)
adiós

isolino dijo...

Chunguita del alma
El que a hierro mata, a hierro muere.
En mi comentario a tu entrada he cometido dos pifias casi imperdonables.
La primera, el verbo suscribir usado como reducir o constreñir.
La segunda, escribí "segirá" en lugar de "seguirá".
Todo esto me llena de vergüenza.
ánimo! que juntos sacaremos tu blog a flote!

Enrique G de la G dijo...

@Isolino: "precipitándose", con "c".

@Chunga:

1. ¿Chovis?
2. De acuerdo con Isolino: no se parecen nada, excepto en el "outfit", jajaja
3. Siempre pasa que uno se imagina rostros al escuchar una voz, sí.
4. Bien interesantes las investigaciones que hacen con gente que quedó sorda. Llega un momento, dicen, en que son incapaces de recordar los sonidos (aunque teóricamente sigan sabiendo lo que es eso). Llegan incluso a dejar de "oír interiormente", dicen, lo que van leyendo.

Roberto dijo...

Jajajaja, ok, no son gemelas, pero me pareció que había rasgos físicos similares.

Isolino, sé que las imágenes no son exclusivas de la vista, precisamente por eso menciono aquello de la imagen a partir de sonidos.

Kics, qué interesante está el estudio de la sordera. Me resulta sorprendente la importancia de cada uno de los sentidos y cómo en el siglo XXI hemos perdido poco a poco la sensibilidad en casi todos menos la vista.

Enrique G de la G dijo...

Me quedé sin saber qué significa "chovis"... tanto tiempo de Mx fuera se va notando...

Roberto dijo...

Claro, lo omití.

Chovi es entre gordo y embarnecido.

Sí, te creo que algunas expresiones se vayan olvidando.

Un abrazo.

isolino dijo...

Es chobi, no chovis, eso es como de chovinismo. Y es un anglicismo