8.4.08

Puntualidad...

He trabajado en todo tipo de empresas. Me ha tocado tener que llegar y "checar" mi hora y vi gente regresarse a su casa porque habían llegado cinco minutos tarde. Trabajé como profesor y allí o llega uno a la hora o se van los alumnos. También he trabajado en lugares donde la puntualidad en la hora de llegada no determina tu capacidad intelectual ni tu compromiso laboral. Estoy convencido que la flexibilidad en el horario laboral fortalece los vínculos con la empresa, de la misma manera que la rigidez en el mismo tema los debilita. En el primer caso se está tratando con ejecutivos y en el segundo con obreros. ¿Qué tipo de gente queremos tener en la empresa?

3 comentarios:

Mariana :) dijo...

Te encontré por el blog de Andrea y su Tερψιχόρη...

A mi también me ha tocado trabajar en empresas donde había que checar la hora y todo, y esto lo único que generaba era que aunque la gente llegara a su hora y se fuera a su hora no trabajaran todo el tiempo o se salían a escondidas o jugaban mucho tiempo en la computadora para cubrir sus horas de trabajo aunque hubieran terminado antes...

Para mi esto resulta muy improductivo.

Saludos

Black Strawberry dijo...

Bueno, yo también estoy de acuerdo (debo de estarlo)jajajaja.

Tienes muchas entradas nuevas, a ver cuando me las voy leyendo.

Gracias por el comentario a mi entrada de la rutina. Quiero ahondar en esa entrada, el probelma es que en eso momento no tuve tiempo.

saludos

JE Rivadeneyra dijo...

imponer disiplina por el simple hecho de quererla imponer es absurdo, que alguien se lo cuente a cierta profesora mia...