28.7.09

Ganar no es suficiente, hay que humillar...a los gringos

¡Qué bien se siente ganarle a los gringos! El domingo estaba nervioso. La verdad es que no sabía qué esperar del partido por la Copa de oro entre México y Estados Unidos. No sabía si decepcionarme y pensar desde el principio que no ganaríamos, guardar algo de esperanza y pensar que tal vez venceríamos con un marcador de 1-0, o que nos iríamos a tiempos extra y pénaltis... no sabía qué esperar.

Terminó el primer tiempo de juego reglamentario y mi incertidumbre seguía firme: no sabía qué esperar. Afortunadamente llegó el segundo tiempo y los cinco goles. Qué tranquilidad cuando entró el primero y luego el segundo y así hasta culminar la goleada. Estaba tan eufórico que tenía ganas de ir a El ángel de la Independencia en Reforma a celebrar con otros desconocidos semejante humillación. Con los gringos ganar no es suficiente: hay que humillarlos. ¡Cómo no estuvo en ese equipo Donovan!..., el querido Donovan, me hubiera gustado ver su cara de ardido.

Ahora no olvidé poner el partido de la selección y cómo lo disfruté...auténtico placer.

2 comentarios:

isolino dijo...

Distinción

Claro, a los gringos de la selección B.

Roberto dijo...

¿Y?